A mortización del Inmovilizado Material, Intangible y de las Inversiones Inmobiliarias

El PGC, en su parte quinta define así la amortización:

Expresión de la depreciación sistemática anual efectiva sufrida por el inmovilizado intangible y material, por su aplicación al proceso productivo, y por las inversiones inmobiliarias.

El inmovilizado sufre una pérdida de valor continua por su aplicación al proceso productivo de la empresa Esta pérdida de valor es lo que conocemos como amortización y hay que contabilizarla.

Un inmovilizado puede perder valor o depreciarse por:
– Su utilización y aplicación en el proceso productivo.
– Por simple deterioro físico al transcurrir el tiempo
– Por obsolescencia, debido a la evolución tecnológica, por ejemplo, ordenadores.

Supongamos que una empresa compra un elemento de transporte por importe de 25 000 euros, el 1 de enero del año 20 XX Al finalizar el año, en su Balance final sigue apareciendo el elemento de transporte por importe de 25 000 euros y así en los balances de los años siguientes, lo que no resulta real.

¿Y un ordenador? Supongamos que se compra en un ejercicio, ¿tendrá el mismo valor al cabo de dos años?
Una maquinaria que lleva utilizándose durante 5 años intensivamente, ¿tiene el mismo valor que cuando se compró?

El PGC sigue el criterio del precio de adquisición (o coste de producción), esto implica que cuando adquirimos un elemento de inmovilizado, éste figura permanentemente en las cuentas de los subgrupos 20 21 ó 22 por dicho valor de adquisición, lo que no resulta real al transcurrir el tiempo.

Con las amortizaciones corregimos dicho valor, de tal forma que en el Balance aparecerá el valor de adquisición de dichos elementos pero también se recogerá en una cuenta específica de amortización lo que se supone que han perdido de valor, para que su valor final (valor neto contable) esté más actualizado.

La norma 2 ª 2 de las Normas de registro y valoración del PGC, establece lo siguiente:

Con posterioridad a su reconocimiento inicial, los elementos del inmovilizado material se valorarán por su precio de adquisición o coste de producción menos la amortización acumulada y, en su caso, el importe acumulado de las correcciones valorativas por deterioro reconocidas.

De este párrafo deducimos dos tipos de correcciones valorativas:

– Por amortización: que es una corrección que se aplica sistemáticamente (todos los años y es de carácter irreversible)

– Por deterioro: es una corrección coyuntural, es decir, sólo se aplicará cuando se produzcan las circunstancias que motivan esa pérdida de valor y es de carácter reversible, ya que pueden desaparecer dichas circunstancias.

En este tema nos centramos en la Amortización de los elementos de inmovilizado

Cuentas a utilizar para el registro de las amortizacion es del a inmovilizado:

(680) Amortización del inmovilizado intangible Cuentas de Gastos, se cargarán por la dotación del ejercicio
(681) Amortización del inmovilizado material
(682) Amortización de las inversiones inmobiliarias

Las contrapartidas a estas cuentas serán:

(280) Amortización Acumulada del inm. intangible Cuentas de Pasivo, pero figuran en el activo del Balance con signo negativo, minorando el valor del inmovilizado
(281) Amortización Acumulada del inm. material
(282) Amortización Acumulada de las inv. inmobiliarias

Las cuentas de Amortización Acumulada se desglosan a cuatro dígitos según el elemento de que se trate:

(2806) Amortización Acumulada de aplicaciones informáticas

(2811) Amortización Acumulada de construcciones.

(2812) Amortización Acumulada de instalaciones técnicas.

(2813) Amortización Acumulada de maquinaria.

(2814) Amortización Acumulada de utillaje. Etc.

La cuestión a plantearse es ¿cómo calculamos la amortización?, es decir, ¿cómo estimamos la pérdida anual de valor de los elementos de inmovilizado?

Existen diferentes métodos para el cálculo de la amortización, vamos a ver dos de ellos:

a)Método de cuotas constantes (lineal).
b)Amortización según tablas fiscales de amortización.

Antes de cuantificar la amortización y ver los diferentes métodos, debemos delimitar una serie de conceptos que son comunes:

Vida útil de un elemento de inmovilizado

Valor residual de un elemento de inmovilizado

Vida útil de un elemento de inmovilizado

La vida útil de un elemento es el período durante el cual se espera razonablemente que el bien vaya a producir
rendimientos normalmente

Valor residual de un elemento de inmovilizado

Según el PGC, dicho valor es el importe que la empresa podría obtener en el momento actual por su venta (u otra disposición), una vez deducidos los costes estimados para realizar ésta.
Si dicho valor no es de cuantía significativa, de acuerdo con el principio de importancia relativa, no debe considerarse a efectos de determinar la base del cálculo sobre la que se efectúa la amortización.

Se compra un vehículo de reparto de mercancías para la empresa La empresa por experiencia estima que el vehículo
dura en perfectas condiciones de uso 8 años y al final de ese período se podrá vender en mercado de segunda mano por 1.500 euros
8 años sería la VIDA ÚTIL
1.500 euros sería el VALOR RESIDUAL

a) Método de cuotas constantes (lineal).

Este método implica considerar que el elemento sufre una depreciación constante anual a lo largo de su vida útil La cuota anual de amortización la calcularemos:

CUOTA ANUAL = (Valor adquisición – Valor residual)/Vida útil (anos)