EJEMPLO

Se compra una maquinaria para producción. El importe de la factura se pagará en 10 meses.

Importe maquinaria 6.000,00
Descuento 2% -120,00
Gastos instalación: 250,00
Cuota IVA 21%: 1.287,30
Total factura: 7.417,30

Según las normas de valoración sobre el inmovilizado material, el valor de la maquinaria será el importe facturado menos los descuentos más todos los gastos necesarios para su puesta en funcionamiento. El IVA suponemos que es deducible por lo que no lo incluimos en el precio de adquisición. El asiento quedaría:

Cuenta Concepto Debe Haber
213 Maquinaria Fra. N.º XX Compra maquinaria 6.130,00
472 HP IVA Soportado Fra. N.º XX Compra maquinaria 1.287,30
523 Proveedores de inmovilizado CP Fra. N.º XX Compra maquinaria 7.417,30

De donde 6.130,00 = 6.000,00 – 120,00 + 250,00

• Valoración posterior:

Con posterioridad a su reconocimiento inicial, los elementos del inmovilizado material se valorarán por su precio de adquisición o coste de producción menos la amortización acumulada y, en su caso, el importe acumulado de las correcciones valorativas por deterioro reconocidas.

De este párrafo deducimos dos tipos de correcciones valorativas:

Por amortización: que es una corrección que se aplica sistemáticamente (todos los años y es de carácter irreversible). VER TEMA 11

Por deterioro: es una corrección coyuntural, es decir, sólo se aplicará cuando se produzcan las circunstancias que motivan esa pérdida de valor y es de carácter reversible, ya que pueden desaparecer dichas circunstancias. Es decir, al igual que hemos visto en el punto anterior sobre el deterioro de valor de créditos, el inmovilizado también puede sufrir deterioro de valor.

• Venta de inmovilizado.

En el momento que se produce una salida de un elemento de inmovilizado, hay que dar de baja todas las cuentas relacionadas con dicho inmovilizado, no sólo su cuenta específica. Es decir, habrá que anular su amortización acumulada y deterioros reconocidos.